El marketing ético como filosofía de vida

marketing ético

Tomar decisiones moralmente correctas es el corazón del marketing ético. Es posible que la asociación de ética, moral y marketing pueda resultar complejo pero responde a las necesidades de una sociedad que no se conforma con cualquier cosa. Está en capacidad de cuestionar todo lo que se le ofrece y tomar decisiones informadas. Yendo más allá, estamos frente a un público que demanda responsabilidad frente a nuestras acciones y sus consecuencias.

Y es en ese accionar que el marketing ético toma vida y crece como  filosofía individual y empresarial. En el entorno de una organización, la toma de decisiones no solo se sostiene sobre el retorno que idea ofrecer sino en el hecho de que sean elecciones correctas o no, desde el punto de vista ético. 

Responder a las expectativas de la audiencia a partir de la ética y la moral se une en el camino con los valores que una empresa ha cultivado en sus espacios. Cuando una empresa ha construido una cultura organizacional basada en valores, orientada a crear una conexión entre sus empleados y su comunidad atendiendo a su responsabilidad social, los principios de ética y moral se alinean perfectamente en el proceso.

Beneficios del marketing ético

Desde siempre, actuar desde lo que consideramos correcto para nosotros y el entorno ofrece un alto sentido de bienestar y satisfacción personal. Y no es distinto cuando de empresas y sus marcas hablamos. 

Adoptar el marketing ético como filosofía nos ofrece:

  • A nivel de relaciones internas y externas, se fortalecen notablemente. Una empresa comprometida con prácticas moralmente aceptables y con un sistema de valores robusto contará con un clima organizacional favorable. Igualmente,  aumentará la cohesión, el trabajo en equipo y el compromiso en el logro de objetivos.
  • De la misma forma, las relaciones con proveedores,clientes y accionistas serán de mayor calidad y duración en el tiempo.
  • Mejorará la competitividad y los niveles de ventas.
  • La reputación empresarial se verá favorecida entre sus competidores y demás sectores, ya que se minimizará las malas prácticas y la corrupción.
  • El producto o servicio contará con un valor agregado en el mercado que es el respaldo moral que lo acompaña. 

Principios del marketing ético

Colocar la ética y la moral como guía a la hra de llevar adelante cualquier estrategia de marketing ha sido una decisión  incluso a niveles más altos dentro del negocio. 

El Instituto de ética publicitaria o IAF (Institute for Advertising Ethic) parte de que “ (…)todas las formas de comunicación, incluida la publicidad, siempre deben hacer lo correcto para los consumidores, lo que a su vez también lo es para las empresas .” 

Por esta razón, han desarrollado 8 principios que definen la práctica del marketing ético:

  1. Todas las comunicaciones dentro del entorno del marketing deben atender al estándar de la veracidad y la ética al servir al público.
  2. La ética personal guiará las acciones de todos los profesionales del marketing.
  3. Debe existir una diferencia clara entre aquel material producido con fines noticiosos o de entretenimiento y el material claramente orientado a la publicidad
  4. Los anunciantes deben ser transparentes en todo lo referente al pago por promocionar productos o servicios.
  5. La privacidad del consumidor nunca debe verse comprometida
  6. Los consumidores deben ser tratados de forma justa, de acuerdo a sus características y naturaleza.
  7. Es imperativo el cumplimiento de las leyes y normativas gubernamentales y profesionales en el ejercicio del marketing.
  8. El proceso de toma decisiones y sus cuestionamientos debe estar liderado por la ética en todos los espacios que el marketing toque con su trabajo. 

Entonces ¿Qué sería marketing no ético?

Más allá de los principios, es importante poder visualizar las prácticas que están reñidas con la ética y la moral en general. En cuanto a precios, acciones como los precios abusivos, falsas rebajas o guerras de precios se consideran poco éticas. 

Si nos situamos en el campo de los productos y sus características, la falsificación y la copia de empaque también son consideradas prácticas comunes del marketing no ético. 

En los tiempos actuales, internet no se salva de esta práctica y encontramos que el black hat SEO entra dentro de aquellas prácticas no éticas a la hora de posicionar un producto. Bien sea a través de un linkbuilding malicioso o uso excesivo de palabras claves. 

Igualmente, aprovecharse de una situación altamente emocional para explotarla en favor de un producto o servicio sin conexión alguna es una práctica poco ética. De hecho, recientemente muchos han apostado a utilizar el tema de la pandemia para posicionarse en los primeros lugares aunque su oferta no tenga nada que ver con la misma. Eso representa un uso poco ético a nivel de marketing. 

En camino hacia un mundo mejor

Si deseamos un mundo mejor debemos empezar por ser mejores, cada uno su espacio. Y ese es el reto del marketing hoy en día. Para lograr un trabajo que responda a la verdad, la ética y la moral debemos comenzar por crear organizaciones con valores profundos y robustos.

De nada vale decir que haremos un buen trabajo si no tenemos una filosofía de vida que nos guíe. Es por esto que el primer paso es elaborar nuestra propia estructura de valores organizacionales para construir espacios donde la responsabilidad social y el amor por la verdad y el bienestar del otro sean prioridad.

Trabajemos desde la transparencia, el respeto, la humildad. Hagamos de la solidaridad y la tolerancia nuestras banderas y veremos el cambio surgir en nuestro trabajo de forma natural. 

Tu Clínica Digital está comprometida con una nueva forma de caminar hacia el éxito a través del marketing ético. Un proceso donde creamos y co-creamos espacios más sanos y libres para crecer, con tolerancia y libertad. Creemos en ti y tu potencial y respetamos tu esencia. Queremos que el mundo la conozca. Te estamos esperando.