Del mundo offline al online ¿Qué ha cambiado en los últimos tiempos?

online offline

Cuando internet hizo su aparición en nuestras vidas, poco sabíamos de los cambios que iba a generar en nuestros hábitos y la forma de ver al mundo. No solo nos maravillamos con la posibilidad de encontrar información de todo tipo de forma rápida. También descubrimos la manera de comunicarnos y conocernos a distancia, a través de una pantalla en tiempo real. Pasamos del mundo offline al online y comenzamos a ser personas distintas a las que conocíamos.

La forma como nos relacionamos adquirió nuevos matices. Ya el hecho de conocer a las personas fuera de la pantalla se volvió irrelevante y las relaciones virtuales tomaron un lugar importante en nuestras vidas. No sólo encontramos gente nueva, hicimos contacto con personas que pensábamos ya más nunca veríamos y hasta comenzamos relaciones con quienes ni imaginábamos tener algo en común. Nos vimos a través de unos nuevos ojos.

Las relaciones comerciales también sufrieron un cambio radical en cuanto a su esquema y manera de llegar a los clientes. El e-commerce ha ganado terreno a gran velocidad en los últimos años y ha superado, en muchos casos, al comercio offline. El marketing ha descubierto espacios maravillosos para desarrollar su creatividad y nos ha llenado de contenido novedoso, incluso sin la necesidad de salir de casa. 

Las fronteras del mundo físico han desaparecido y los cambios se han acelerado a todo nivel. 

No siempre fue todo así

online problemas

Es justo decir que nuestra relación con la red no siempre fue del todo positiva. Aún cuando los beneficios aportados son incalculables y ha marcado la historia del mundo, hasta hace poco se contaban un buen número de efectos negativos por su uso indiscriminado.

Muchos especialistas han señalado los efectos negativos de su uso excesivo, sobre todo en niños y adolescentes, tales como: Obesidad, problemas de sueño, bajo desempeño escolar y los riesgos del acoso cibernético y los depredadores sexuales. Estos problemas aumentan cuando nos remitimos al uso de las redes sociales sin control que aumentan el riesgo de sufrir depresión y ansiedad.

Yendo un poco más allá, el crecimiento del mundo online había sido muy cuestionado hasta ahora por generar un estado de separación y aislamiento entre los seres humanos. El hecho de que muchas personas optaron por el contacto online sobre el offline para relacionarse abrió una gran brecha entre las personas y cambió, de cierta forma, las reglas sociales hasta ahora conocidas. La búsqueda de pareja se ha convertido en un proceso donde se elabora previamente el perfil del objeto deseado y se busca a aquel personaje que calce perfectamente. Se desecha todo aquel contacto que no cumpla con los requerimientos.

El mercado laboral no se queda atrás en este cambio radical. Los portales de empleo han simplificado el proceso de reclutamiento y selección de personal y lo han elevado al nivel en el que es necesario saber mercadear la propia imagen para acceder a un cargo. 

La distancia entre la gente, la simplificación de las relaciones y los peligros de los depredadores en la red han sido los argumentos principales en su contra en los últimos años. Pero la pandemia vino a cambiar absolutamente todo en el mundo online y offline

¿Cómo es el mundo online y offline ahora?

La pandemia nos obligó en el 2020 a quedarnos en casa. Nos cortó las alas para el mundo offline y nos vimos prácticamente obligados a vivir a través de las pantallas de los diferentes dispositivos.

online offline

La mayoría buscó formas de drenar el estrés del encierro con actividades físicas y mentales. Pero el mundo online ha jugado un papel vital que ha cambiado la concepción de su importancia y relevancia en los últimos tiempos. 

La web se convirtió en la fuente de información acerca de todas las actividades posibles durante la pandemia. YouTube permitió a millones transmitir en vivo sus clases, bailes, canciones, etc. TikTok se convirtió en el entretenimiento de grandes y chicos. Ofrece material para gente de todas las edades, divertido o educativo. De cualquier clase.

El servicio de mensajería Whatsapp que fue tan apaleado por mucho tiempo por la adicción que había generado se convirtió en la herramienta para acortar la distancia entre parejas, amigos, familia. Junto con el Zoom y otras herramientas, las fiestas se volvieron virtuales al igual que los conciertos.

El e-commerce y el teletrabajo revolucionaron definitivamente el mundo de los negocios. Los conceptos de marketing y la forma de hacer negocios cambió para siempre. Las medidas de la productividad y la evaluación de los diferentes cargos y roles se hacen ahora bajo otra óptica. Muchos no querrán volver al esquema presencial porque se descubrieron siendo mejores vía online.

Pero ¿cuál ha sido la diferencia en este momento? Muchos coinciden y, estoy de acuerdo, en que el cambio está en la forma cómo nos conectamos en esta oportunidad. La pandemia nos llevó a buscarnos en el amor, el apoyo, la comprensión y la solidaridad. Hicimos de las herramientas digitales una forma de recuperar la calidez que la separación por la pandemia nos dejó.

Una mirada al futuro de ambos mundos

mundo futuro online offline

Es posible que, al volver a la normalidad, la gran mayoría recupere sus esquemas de vida acostumbrados. Pero creo que todos conservarán consigo lo mejor que el mundo online les dejó en la pandemia. Usaremos los medios y las redes de una manera para acercarnos de forma positiva, más que para ser intrusivos o abusivos.

El comercio y el marketing digital lucharán cada día más por entregar mejores contenidos y productos porque han entendido que , quienes estamos detrás de la pantalla, demandamos calidad más que ofertas vacías. El teletrabajo será apreciado en mayor grado porque ha demostrado con creces sus beneficios y el hecho de que puede competir perfectamente con el esquema presencial.

La educación deberá tomar todo lo aprendido en los esquemas virtuales y vaciarlo en las aulas. El crecimiento ha sido para maestros y alumnos y es imposible volver a clases sin entenderlo.

Pero el mundo offline seguirá creciendo y avanzando. Somos seres humanos que necesitamos el contacto para crecer y alimentarse. Las relaciones humanas requieren el contacto, el abrazo, el calor del otro. Y eso también aprendimos a valorarlo aún más en estas circunstancias. La vida offline se nutrirá de otra forma y probablemente crecerá de manera más productiva porque lo hará bajo la premisa de fortalecer las relaciones humanas.

En conclusión, el mundo online y el offline se han dado la mano nuevamente y pareciera que han puesto sobre la mesa unas nuevas reglas para relacionarse. Ante nosotros está el reto de prepararnos para ser más competentes en ambos mundos y obtener los mejores resultados.

No le temas al cambio. Prepárate y sal al mundo con la convicción de que lo harás bien. Tu Clínica Digital es tu mejor aliada a nivel online.